sábado, 16 de diciembre de 2017

MARGARITA

Como le sucede a muchos cineastas revelados por un gran film después de haberse ido labrando una trayectoria más o menos dilatada y hasta entonces inadvertida para una mayoría del público, cualquiera puede sospechar que valdrán mucho la pena varias de las películas filmadas por Phil Karlson antes de alcanzar su primer gran hito dentro del cine negro y periodístico con "Scandal sheet" en 1952, un film quizá no mejorable ni por el propio autor de la novela en que se basa, Sam Fuller.
De esas más de veinte obras, a veces de ardua localización y siempre con nula o hasta mala fama, las hay que tienen gran interés o son prometedoras y no faltan las realmente valiosas y a tener en cuenta a la zaga de las mejores de la siguiente década.
Y después está "Thunderhoof".
Esta joya del western, en nada inferior y preferible a cualquiera de la formidable colección de películas que Karlson filmó en la siguiente década ("99 River Street", "Gunman's walk", "Kansas city confidential", "Hell to eternity", "The Phenix City story", "The brothers Ricco", "Tight spot") es fácil, al menos a priori, confundirla con "sus afines": me refiero, claro, a las películas de caballos con los que estaba fascinado Louis King, también es lógico recordar las simpáticas, breves e intrépidas variaciones novelescas californianas "a lo Zane Grey" que hicieron Fenton, Selander, Foster o English & Witney y a todas ellas habría que añadir lógicamente un par del propio Karlson, la optimista y colorida "Black Gold" de 1947 y (otra vez acude Fuller a la memoria, pues preludia a "The Baron of Arizona") la imaginativa y por momentos apasionante  "Adventures in Silverado", también como "Thunderhoof" del 48 y con la que comparte equipo, un protagonista y frontera.
Ninguna de las mencionadas sin embargo previene demasiado acerca de hasta dónde es capaz de aventurarse este western esencial con tan solo una actriz, dos actores, cinco caballos y un territorio desconocido del que se sabe paradójicamente mucho por leyendas, canciones y la intuición de los que saben vivir a la intemperie.
Su misterio y su ambigüedad no derivan ni de un guión repleto de diálogos inteligentes, ni de unos intérpretes - los curtidos Preston Foster y Wiliam Bishop, habitualmente secundarios y la maravillosa Mary Stuart, pronto dedicada a la televisión - que entonces encarnasen arquetipos reconocibles, generando conexiones con films previos, aludiendo a un carácter, una manera de enfrentarse a las circunstancias. El asunto además no podría ser más anecdótico (la búsqueda de un caballo) y nada hace Karlson para llamar la atención, ni con la cámara, ni con la moviola.
"Thunderhoof" simplemente escenifica, fuera de códigos genéricos o invadiéndolos todos como si nunca hubiesen existido, la duda y el deseo, el peligro y la muerte, en una serie de escenas esmaltadas en uno de los más hermosos blanco y negro que haya visto, abriendo y cerrando a veces un plano - la fulgurante escena de la tormenta con el revolver mientras el personaje de Foster delira, el montaje paralelo con la muerte del puma, la canción mexicana que ella canta para transformarse por un instante en la que fue, la aparición de la tumba de la niña junto a la cabaña abandonada, el arranque, el final... - con la compleja y sabia calma del Borzage de "Moonrise" o el Dwan de "Angel in exile".
Se atreve Karlson como ellos con el auténtico drama, desde la segunda o tercera fila del cine de su tiempo, en escenarios preparados para otras películas, abriendo el objetivo o dando un paso atrás para mirar de nuevo a situaciones asiduamente aligeradas, de las que cuesta poco desentenderse... y así halla la tragedia. Y la belleza. 

62 comentarios:

José Andrés dijo...

Recuerdo con mucho agrado esta película, tal vez la mejor de las que rodó Karlson en los 40 (me quedan por ver unas cuantas). Aunque es inferior, tampoco es desdeñable la del puma. Y veo que no soy el único que ha reparado en la querencia ecuestre del hermano de Henry King; mi favorita, "The Lion and the Horse", pero todas se dejan ver.

Jesús Cortés dijo...

Del "otro" King, la que prefiero es una un poco posterior, sin caballos, "Dangerous mission" del 54, a pesar de que nunca la he podido ver como parece que se concibió, en 3D.

José Andrés dijo...

Tampoco yo, pero confieso que me decepcionó algo, habida cuenta el argumento y el magnífico reparto (me encanta Victor Mature, el más despreciado actor de este mundo).

Jesús Cortés dijo...

Sí, Mature era muy bueno. Supongo que fue la época aquella de los peplums la que le granjeó esa fama de "cara de piedra" y de actor de un registro, como a Anthony Quinn - recordándolo por "Black Gold", que tanto conecta con su rol en "The savage innocents" - le cayó el de ingenuo salvaje, pero basta con echar un vistazo a lo que hizo Mature en films tan diversos como "Cry of the city", "Violent saturday", "The last frontier", "Affair with a stranger", "My darling Clementine", "China doll", "Easy living" y "Timbuktu", "Samson and Delilah", "The Shanghai gesture", "I wake up screaming", "The glory brigade", "Betrayed" y varios más, para, al menos, reconsiderar seriamente esa idea.

José Andrés dijo...

A muchos de los actores que prefiero les han colgado para siempre la etiqueta de "malos", "pétreos" e inexpresivos (pienso sobre todo en Dana Andrews), mientras que pasan por excelentes los divos y los histriónicos, los amanerados y los gesticulantes (prefiero no dar nombres para que nadie se moleste, la mitomanía es extremadamente susceptible).

Jesús Cortés dijo...

Yo también tengo entre mis favoritos a varios en permanente baja estima (da igual que porque se salieron siquiera un poco del género al que estabann "castigados" o porque nunca lo hicieron), como John Payne, Glenn Ford, Randolph Scott, Bing Crosby o Alberto Sordi. Todos me parecen mejores que - por qué no decirlo si uno lo piensa - Pacino, Brando y De Niro.

José Andrés dijo...

Añadiría otros muy encumbrados (John Barrymore, Tracy de mayor, no digamos ya Nicholson, Elliot Gould o Dustin Hoffman), pero veo que, en efecto, me leíste el pensamiento. Incluso los hay que siendo técnicamente perfectos (Olivier, Gielgud, Alec Guinness, por citar tres magníficos y con actuaciones memorables) se suelen "gustar", bordeando el narcisismo. Lo siento, prefiero de lejos a Wayne, Mitchum, McCrea, el italiano Nazzari...); y ya que estamos, quiero romper una lanza por uno del que nadie habla y que me parece uno de los cinco o seis mejores del cine americano: Dan Dureya.

Jesús Cortés dijo...

Los hermanos Barrymore eran insufribles, aunque John se llevaba la palma, sí. Hace poco, viendo un film que podía haber estado muy bien, que es realmente hábil, "State's attorney" de George Archimbaud, asistí a una de esas performances suyas afectadas, ombliguistas e incontroladas.
Tampoco me gustan casi nunca ni Hoffman (lamentable en la última payasada de Baumbach) ni Gould.
Tracy sí tiene una mayoría de cosas buenas en todas las épocas, aunque imagino que te refieres a lo que viene después de "The last hurrah".
Soy un gran fan de Nazzari, no solo con Matarazzo y ya habré dicho muchas veces que tengo a Wayne por el mejor. Seguido de Flynn, cuyo nombre tampoco aparece tan habitualmente como debiera junto a los de Fonda, Stewart, Gassmann, Mori y compañía.
Duryea era tremendo. Ya hablé por aquí de su interpretación en un gran Stuart Heisler, "This is my love" y hace poco me deleité con su papel en "Larceny", uno de los grandes George Sherman.
Y no hemos habaldo de actrices...

Anónimo dijo...

¿Te atreves con un top de Phil Karlson y otro de George Sherman, Jesús? Gracias.

Jesús Cortés dijo...

De Karlson acabo de mencionar las que prefiero. Ordenarlas es una lata.
En cuanto a Sherman, las que más me gustan de las vistas quizá sean, sin ordenarlas tampoco, "Hell bent for leather", "Border River", "Larceny", "Black Bart", "The treasure of Pancho Villa", "Spy hunt", "River lady", "Dawn at Socorro", "The raging tide" o la primeriza "The mantrap".
Cada vez me cuesta más hacer listas, mi cabeza da vueltas.

Anónimo dijo...

Jesús, muy interesante el tema tratado por ti y las conversaciones posteriores.

Aparte de las mencionadas (cuya valoración comparto) también agregaría “Hell Island”, un noir en colores, con John Payne y el excelente Francis L. Sullivan como villano. Comparto lo dicho sobre “The Big Cat”. También está “Tigh Spot”, en el mismo grupo. En cambio “They Rode West” es claramente inferior. Parece que lo hecho por Karlson después de los 60 es de menor nivel. Dicho lo cual hace tiempo que estoy tratando de conseguir “Thunderhoof”, muy elogiada por Lourcelles, y también la otra del 48 que tú mencionas.

En cuanto a los actores, muy de acuerdo con ambos. Solo unas palabras para Randolph Scott, que pelea palmo a palmo el primer lugar en el Western y solo cede ante Wayne, entre otras cosas porque el gran Wayne es insuperable en ese campo y fue dirigido por Ford y Hawks. Son los 2 primeros en el western, seguidos por Stewart (por sus películas con Mann y Ford), Cooper,McCrea , Fonda y Glenn Ford .Esos son mis actores favoritos en ese maravilloso género.
Ruy

José Andrés dijo...

En efecto, Tracy, un buen y sólido actor en sus inicios, que me gusta horrores en varias de los 30, terminó por convertirse en otro divo arruinado por los elogios y el convencimiento de que era algo así como el patriarca de América. Pero para mí la frontera no está en "The Last Hurrah", sino ya a mediados de los 40, pongamos en torno a "The Sea Grass". Luego, hay películas potencialmente excelentes, como "Broken Lance", que se las carga él solito; en otras en cambio, está realmente bien, como en "Plymouth Adventure", quizá porque incluso desde el punto de vista interpretativo remite al cine anterior a la guerra. Sí, mejor no entramos en el capítulo fememino, que daría para rato. George Sherman, un buen director vergonzosamente subestimado. Como tantos.

Jesús Cortés dijo...

Tanto "Hell's island" como, más claramente "They rode west", quedan por debajo de otras de Karlson para mi gusto, pese a que son especialmente interesantes en la carrera de un director que es raro que no tenga más en color a la altura de "Gunman's walk".
Comparto el entusiasmo por Randolph Scott, que además de gran actor, aporta siempre a cualquier western, incluso a bastantes discretos, una dignidad especial. Hubiese encajado muy bien en muchos Karlson, empezando por "Thunderhoof".

Jesús Cortés dijo...

Hombre, Tracy está bien en la saga matrimonial de Minnelli y muy bien en "Bad day at Black Rock" de Sturges. Las que hizo con Hepburn, ya fuese con Cukor o con Capra, nunca me han parecido tan buenas, me agotaba tanto "understatement" entre ellos.
Por supuesto, todas inferiores - y él mismo estuvo mucho mejor - en un par de maravillosos Borzage de los 30.

José Andrés dijo...

Supongo que te refieres a "Man's Castle", porque "Big City", en mi opinión, tiene poco de maravilloso, y mira que adoro a Borzage. Mi Tracy preferido (el que más recuerdo y me conmueve) sigue siendo el Stanley de Henry King, seguido por sus papeles en "Fury" y Northwest Passage". Hay otras interpretaciones espléndidas, y es verdad que con Sturges, con el que trabajó varias veces, solía estar muy bien.

Jesús Cortés dijo...

"Man's castle" y "Mannequin". "Big city" me parece solo muy buena.

Marcos Gómez Moure dijo...

Un acierto Jesús al reivindicar al bueno de Phil Karlson. Pocos se acuerdan de él.
Thunderhoof es un espléndido western que saca el máximo partido a unos elementos mínimos. Cargarse a los Barrymore es una verdadera muestra de personalidad.Tampoco los soporto. En especial John, es capaz de cargarse un buen guión. Tú admiración por Wayne, Nazzari y compañía es recíproca. Tampoco soy seguidor de Brando ni Oliver. Sus interpretaciones rozan en muchos casos el exceso y el narcisismo. Sobre Flynn, admiracion absoluta. Era un actor genial más allá de su físico portentoso. Nadie lo reivindica pero a mí me gusta más que Olivier o Brando. Tenía una naturalidad y dotaba a sus personajes de una sinceridad única. Creí que era el único loco en defenderlo pero parece que la esquizofrenia se propaga afortunadamente.

Anónimo dijo...

No sé si hablar de mejor o peor actor es totalmente correcto. Los actores y actrices dependen del papel y de lo adecuado que estén a ellos. No creo que haya mejor actuación que Bogart en "To have or to have not" y justo lo que no hace es actuar. La entrada en escena de Bacall le deslumbra tanto como al espectador y Hawks solo tiene que seguirle. Wayne es quizás el mejor actor de cine, el que más media alta consigue porque llevaba todos los papeles al terreno que dominaba, y su paso por "Red river" se hace notar y mucho, porque a su carisma, su mirada, la danza que imprime a sus movimientos, se añade una crispación que antes no tenía, y bien que Ford, como él mismo reconoció, aprovechó. Si la valoración que podamos hacer de un actor es su capacidad de mutar en decenas de personajes, disolviéndose en ellos, evidentemente Wayne, y casi todos los actores de su generación, estaría a la cola. Solo hay que hacer el esfuerzo de imaginárselos en papeles diferentes a los que hicieron. No veo a Wayne haciendo una de Cary Grant, Waybe es lento y tiene tendencia a la histeria, siempre vemos lo que pasa por su mente; Grant es sibilino y capaz de no mostrar lo que piensa. Por eso, lo de mejor actor en cine me parece relativo. Los actores del cine clásico, los que acabaron siendo más grandes, quizás llegaron a ese status tras una larga marcha por muy distintos caminos hasta que encontraron el definitivo, donde más seguros estaban y donde más podían aportar. Por eso, los más encasillados son los que más resisten el paso del tiempo. Tracy, con un físico no tan característico, que podía hacer de aventurero, de abogado, de pater familias, de alcalde, de patriarca griego, de gótico bipolar, era más voluble por ser más versátil, y sus errores más apreciables.

Jesús Cortés dijo...

Sí, Bogart estuvo fantástico en "To have..." y Hawks percibiendo la historia y documentándola.
El camaleonismo particularmente me impresiona entre escenas de un mismo film o dentro de una escena incluso, mucho menos entre películas. Un James Stewart vidrioso, de repente ingenuo, furioso y finalmente despejado, para entendernos.
Wayne podía ser muy divertido y en los 30 y 40 estuvo muy adecuado cuando el tono era ligero.
Flynn, que era el ímpetu personificado - y, como recordaba Marcos, un tipo con un físico tan privilegiado que demasiada gente lo ha despreciado como actor dramático - me ha emocionado como pocos en varios momentos de pesadumbre y duda, de hundimiento y escondida derrota ("Gentleman Jim", "They died with their boots on"...).
Cada vez prefiero más a los discretos.

Anónimo dijo...

Una pregunta rápida Jesús ¿Qué opinas de Smoky de L.King? Gracias

Ruy

Jesús Cortés dijo...

Me parece excelente.
Ese año anduvieron parejos los hermanos King y hasta Louis superó a Henry, gustándome mucho "Margie".

Anónimo dijo...

Hola Jesús, ¿Qué opinas de la deriva que ha tomado el cine de Lasse Hallstrom?

Jesús Cortés dijo...

Pues la verdad es que no he visto en mucho tiempo un film suyo y los que recuerdo más interesantes son como de hace 25 años, así que no soy el más indicado para responder a eso.
En todo caso, nunca me ha gustado ninguna lo suficiente como para echarle de menos.
Las derivas que me preocupan, fastidian y deprimen son las de los que me han parecido en algún momento o durante muchos años, buenos e incluso grandes.
Me refiero a los derroteros que están tomando o los pozos en que han caído las filmografías de Wang Bing, Eugéne Green, Hou Hsiao-hsien, David Cronenberg, Abel Ferrara, Arnaud Desplechin, Tsai Min-liang, Valeska Grisebach, Miguel Gomes, Válerie Donzelli, Arnaud des Pallières, Richard Linklater, David Gordon Green, Jacques Doillon, Bertrand Bonello, M. Night Shyamalan, Kitano Takeshi, Brillante Mendoza, Mia Hansen-Løve, Ben Affleck, Kawase Naomi, Raya Martin, Olivier Assayas... y esto por no mencionar la sensación de bajón viendo cómo está acabando su carrera Eastwood o la gran duda de cómo lo hará Godard.

Anónimo dijo...

Muy buenas, me gustaría preguntarles si hay algo recomendable en la filmografía del hermano de Billy Wilder, W. Lee Wilder. Gracias.

Jesús Cortés dijo...

Yo la mejor de las que he visto (cuatro) es "The pretender" del 47, un muy buen film noir. Las otras son de - grosso modo - ciencia ficción y no estando mal, son inferiores.
Quiero ver los otros thrillers que hizo. Prometen.

Anónimo dijo...

¿Qué opinión le merece su película postrera, Framed, muy admirada por Tavernier y Coursadon, o por José Luis Guarner? Yo la encuentro mejor que las que la preceden (Walking Tall o las chorradas sobre Matt Helm) pero lejana, en cuanto a interés, de sus grandes trabajos de los 50. Eso sí podría hacer un buen programa doble con The Outfit de Flynn.

Luis S. dijo...

Es curioso que aquel del que se viene hablando de decadencia desde hace veinte años o más, Allen, algunos pensamos que no se ha mantenido nada mal, con sus altibajos. Mientras que Eastwood, como dices, está en un tremendo bajón y solo haría falta ver "Sully", en bastantes minutos deprimente, que es un adjetivo que jamás había imaginado emparejar con el cine de Clint.
De los que otros que mencionas, y con lo poco o nada que he visto de ellos, Hsiao-Hsien me interesa tanto como Lladró; mi Cronenberg más grande estaría en "Vinieron de dentro de...", "La mosca", "M. Butterfly", "Una historia de violencia" y "Promesas del Este"; Ferrara grande pero demasiado perverso; Desplechin increíble en sus películas de 2004 y 2008; Min-liang interesante en "Bu san"; Gomes para mí conmovedor en "Mi querido mes..." e impostado en "Tabú"; Linklater abducido por sí mismo en "Boyhood" (y maestro en su trilogía); Shyamalan muy bueno en las primeras y luego le perdí la pista; el Kitano que prefiero, "Violent Cop", y me irrita en "Dolls", "Getting Any" e incluso en "Boiling Point"; Hansen-Love me gustó bastante en la única que he visto, "El porvenir"; Affleck muy rutinario en "Argo"; Kawase me dejó frito en "El bosque del luto"; Raya Martin me cabreó con "Buenas noches, España" (una de las peores películas que he visto jamás); Assayas para mí de notable en las películas que conozco, "Demonlover", "Clean" y "Finales de agosto, principios de septiembre".

Por cierto, será todo lo tópico que se quiera pero mis películas navideñas favoritas son "El apartamento" y "¡Qué bello es vivir!", y luego "Plácido". Una vez al año, no hacen daño.
Felices fiestas, y casi ya feliz año, a todos los paseantes del blog.

Sergio Sánchez dijo...

No sé si debería ponerlo en su entrada correspondiente, supongo que por la libertad de la tertulia que hay por aquí no hace falta, pero comentar para los menos trabajadores consiguiendo películas que "Beloved infidel" nos ha sido puesta a tiro en una conocida plataforma digital y ha pasado a convertirse para mi junto a "The exile" y "L'amour fou" en el podio de grandes momentos que han deparado las sugerencias de este blog a lo largo de su historia.

Un saludo y felices fiestas a todos.

Sergio

Jesús Cortés dijo...

A mí también me parece "Framed" mejor que alguna anterior desvahída de Karlson pero para nada a la altura de las mejores suyas. Está Joe D. Baker y eso la conecta con "The outfit", pero le falta bastante para alcanzar esa precisión y esa contenida mezcla de lo que fue y lo que era el cine negro.

Jesús Cortés dijo...

A mí, Luis, no me gusta la palabra decadencia si hablamos de directores en activo. En cualquier momento, alguno puede volver a hacer algo bueno. Incluso Woody Allen, que ha firmado en pocos años dos o tres de las cinco o seies peores que ha hecho nunca, como "Blue Jasmine", "Irrational man" o esta última "Wonder wheel".
A Hou lo mencioné solo por su último film, quizá injustamente, pero tardó muchos años en volver y la decepción fue grande. Parecido caso al de Grisebach - para nada a ese nivel, pero era interesante - con "Western".
"Dolls" de Kitano me parece muy bien.
De Raya Martin has visto justo la que me parece peor, pero hay varias anteriores magníficas. La pobre Pilar López de Ayala no pronuncia ni una palabra ni con él ni con Oliveira, con resultados diametralmente opuestos
Felices fiestas también de mi parte para todos.

Anónimo dijo...

No te gusto Split? A mi me parecio que recuperaba cierta energía.

Ruy

Jesús Cortés dijo...

Cierto, empieza bien y luego no ofrece lo que promete, pero es una pequeña recuperación después de tres films tan decepcionantes como "Airbender", "After Earth" y "The visit".
Diez años - desde "The happening" - es mucho tiempo en mala o baja forma y razón suficiente para no confiar en los siguentes proyectos.
De todas formas, a ver si esta anunciada "Labor of love", con pinta de ser su "The Straight story" particular, remonta definitivamente.

Anónimo dijo...

Felices fiestas y ,sobre todo,buenos deseos para el próximo año.
Larga vida al Blog
Ruy

Anónimo dijo...

Ya que se esta hablando de cine actual. Jesús has visto A death in the gunj el debut en la dirección de Konkona Sen Sharm -la hija de Aparna Sen-? A mi parece uno de los grandes films del año.


JP

Anónimo dijo...

Leyendo La "encineclopedia" del cine francés de los 30 de Paul Vecchiali (recién subida a KG), veo que no le gusta demasiado Renoir. Vapulea películas como Toni, La grande illusion, The Southerner, The Woman on the Beach, The River, Le carrosse d'or, Le déjeuner sur l'herbe o Cordelier. ¿Cómo te lo explicas?

Jesús Cortés dijo...

Gracias por la pista del film de Konkona Sen Sharma. No lo he visto ni lo tenía controlado y pinta bien.

Jesús Cortés dijo...

En cuanto a Vecchiali y sus peculiares gustos, poco que decir. No he leído aún esa enciclopedia, pero sé que le entusiasman bastantes franceses de entreguerras poco conocidos y difíciles de localizar, pero también otros, compatriotas y de fuera que encuntro muy poco brillantes, anteriores y posteriores, pero esa es mi opinión.
Renoir no concita tantas unanimidades como a los que lo consideramos grande nos parece que debiera. Es más, resulta fácil encontrar a quien lo hace de menos. La proverbial dificultad para hablar, escribir y compartir lo sentido con su cine, que me parece que he encontrado en todos los fans suyos que he conocido, se torna curiosamente en argumentos muy repetidos, vagos y discutibles cuando se trata de lo contrario.

Anónimo dijo...

En ese mismo sentido resulta lamentable, dentro de la reciente película de Tavernier La películas de mi vida, como en la parte final del fragmento dedicado a Renoir se dedica a ensuciar su nombre con declaraciones de terceras personas que hacen referencia a su comportamiento personal durante la Ocupación. No es que quiera negar lo que se dice, simplemente es que me parece fuera de lugar con respecto a las supuestas intenciones de su película. Además si tuviéramos que valorar a algunos de los más grandes cineastas de la historia por sus comportamientos o declaraciones, realizados en situaciones muy concretas y excepcionales, pocos se salvarían. Sin ir más lejos, leer algunos de los comentarios que hizo Hawks a McBridge sobre personas de color, mujeres u homosexuales provoca repugnancia.

Deberíamos ser capaces de separar un ensayo (visual o escrito) sobre un director determinado de un biografía en la cual se tiende a resaltar los chismes a lo Donald Spoto o Patrick McGilligan, y, en cualquier caso, uno esperaría de Tavernier que no se dedicara a esto último. Como decía un personaje de Rear Window sería conveniente, a veces, mirar hacia dentro antes de propagar las interioridades de los demás.

Jesús Cortés dijo...

Yo pienso que a los cineastas hay que juzgarlos por lo que hacen con sus películas, no por lo que dicen o dicen que dijeron.
Tampoco por lo que intentaron hacer. Las teorías están muy bien y quedan estupendas para leerlas o escucharlas, pero hay que ver las películas.
Un tipo sin importancia es - y ha sido, miles de veces - capaz de llegar más lejos que el más pintado y el más cargado de intenciones.

Igor dijo...

Hola. Thunderhoof me está costando encontrarla. Subtítulos supongo que no hay.
Sabéis cómo puedo conseguirla?
Gracias!

Jesús Cortés dijo...

La dejo en lanzamiento para emule:

ed2k://|file|Thunderhoof.mkv|1152984144|E9FF3256073C151F8537F96BE19B6E01|h=67MT3PF7CCOTP34VQWW3Q6NDNKKGMNNI|/

En Karagarga no está, ni hay subtítulos de ninguna clase que yo sepa.

Igor dijo...

Fantástico, ya la tengo por el emule
Gracias!

Anónimo dijo...

¡Feliz año Jesús!. ¿Tendremos pronto acceso a tu lista de lo mejor de 2017?
De paso quería preguntarte sobre el subgénero supervivencia. ¿Hay buenas películas por descubrir o a reivindicar? He visto estos días L'ascension de Bernard y Everest de Kormákur, y me atrae el tema aunque no sean gran cosa. Y gracias por el link, que tampoco la encontraba entera.
Saludos

Fernando

Jesús Cortés dijo...

Igualmente.
No, no publico lista de 2017. No lo hago en el blog desde hace muchos años y no quiero saber nada de los snobs de Senses of Cinema, que es donde la mandaba.
Con respecto a la pregunta sobre films de supervivencia, no la acabo de entender muy bien o no está suficientemente acotada. De montañismo hay poquito si es a lo que te refieres, Arnold Franck y todas aquellas de principios de los 30. Pero vamos, muchos westerns y varias del último Garrel, por irme a extremos, serían asimilables a algo tan vago como films de superación de circunstancias habitualmente conducentes a tragedias varias.

Anónimo dijo...

Hombre, en Senses of Cinema hay de todo como en todos sitios. Pero gente como Chris Fujiwara, Berenice Reynaud o Joe McElhaney, entre otros, se encuentran entre los mejores escritores sobre cine que hay en la actualidad.

Otra cosa es que los administradores soliciten la típica y/o tópica lista de mejores películas del año de 10 ó 15 películas estrenadas y se mande una lista de varios cientos de películas de toda tipología: revisiones de películas anteriores a 2000, posteriores, etc.

Y digo esto admitiendo que para mí es infinitamente más atractiva e interesante una lista así que una de 10 películas del año 2017 o 2016-2017 pero los editores de la revista tienen el poder de decisión, igual que el administrador de esta webs (excelente, por otra parte) tiene la capacidad de decidir el director al cual le dedica la siguiente entrada.

Jesús Cortés dijo...

A mí "Senses..." dejó de interesarme hace mucho. Nada de lo que leia ahí me servía para nada, pero es mi opinión. Pero la historia de mutilar y hasta alterar listas para que les quepan en no sé qué formato de edición es absurda y en parte una pantalla de humo para encubrir algunos problemas que han tenido con otras webs por sacar listas muy largas o con comentarios críticos nada complacientes sobre lo más votado por la mayoría.

Igor dijo...

Muy de acuerdo en que una lista resumen de las 10 o 15 vale de muy poco. De ahí que yo mire siempre lo de senses para ver listas individuales que me interesan en concreto, las de Jesús entre otros.
Y ya puestos, Jesús, a mi me encantaría que nos dijeras algunas de las que más te han gustado este año, las que se te ocurran a bote pronto.
Un abrazo.

Jesús Cortés dijo...

Pues las mejores más recientes serían para mi gusto, en orden cambiante:
"Le lion est mort ce soir" de Nobuhiro Suwa, "L'amant d'un jour" de Philippe Garrel, "Les gardiennes" de Xavier Beauvois, "Chez nous" de Lucas Belvaux, "Un beau soleil interieur" de Claire Denis, "La flor: primera parte" de Mariano Llinás, "The lost city of Z" de James Gray, "Madame Hyde" de Serge Bozon, "Christine" de Antonio Campos, "Fai bei sogni" de Marco Bellocchio, "L'atelier" de Laurent Cantet, "Get out" de Jordan Peele, "Toivon tuolla puolen" de Aki Kaurismäki, Powidoki de Andrzej Wajda, "The Vietnam war" de Ken Burns & Lynn Novick, "The purge: Anarchy" de James DeMonaco, "Bobybuilder" de Roschdy Zem, "Jours de France" de Jérôme Reybaud, "Geu-hu" y "Bamui haebyun-eoseo honja" de Hong Sang-soo, "Wind River" de Taylor Sheridan, "Before I wake" de Mike Flannagan, "Napalm" de Claude Lanzmann...

Igor dijo...

Gracias Jesús, varias de esas ya he podido ver o las tenía fichadas y con las otras me pondré a buscar.

Anónimo dijo...

¿Sería mucho pedir si pusieras también las que más te han gustado no actuales? Gracias igualmente.

Jesús Cortés dijo...

Son muchas:
Omokage (Gosho Heinosuke, 1948), Give us this day (Christ in concrete, Edward Dmytryk, 1949), Hindi kita malimot (Ishmael Bernal, 1982), He stands in the desert counting the seconds of his life (Jonas Mekas, 1986), Embraceable you (Felix Jacoves, 1948), El telón de azúcar (Camila Guzmán Urzúa, 2006), Khayal gatha (Kumar Shahani, 1989), Appassionatamente (Giacomo Gentilomo, 1954), Homicide (Felix Jacoves, 1949), Il Tenente Giorgio (Raffaello Matarazzo, 1952), L’ultimo incontro (Gianni Franciolini, 1951), Melodie immortali - Mascagni (Giacomo Gentilomo, 1952), Il mondo le condamna (Gianni Franciolini, 1952), An act of murder (Michael Gordon, 1948), Tell no tales (Leslie Fenton, 1939), The young in heart (Richard Wallace, 1938), Journey's end (James Whale, 1930), Saat pake bandha (Ajoy Kar, 1963), Chuan jia nu (Shen Xiling, 1935), Il canto della vita (Carmine Gallone, 1945), Staub (Harmut Bitomsky, 2007), East side, West side (Allan Dwan, 1927), Self and others (Sato Makoto, 2000), The farm (Humphrey Jennings, 1938), The pretender (William Lee Wilder, 1947), Never say goodbye (James V. Kern, 1946), Frou-Frou (Augusto Genina, 1955), Série noire (Jean-Claude Rousseau, 2009), Ryôjû (Gosho Heinosuke, 1961), Das kino und der tod (Harmut Bitomsky, 1991), Golden salamander (Ronald Neame, 1950), Toubab Bi (Moussa Touré, 1991), Begone dull care (Norman McLaren, 1949)...

Anónimo dijo...

Jesús, ¿a ti también te gustan las películas de Fernando González Molina, como a Miguel Marías?

Anónimo dijo...

¿Españolas? Miguel Marías este año ha incluido varias de las más populares, lo que es bastante insólito, pues si nombraba alguna era de las consideradas marginales, de Guerín o Llorca. Me han sorprendido las dos de Molina, cuya "factura técnica" es homologable con lo que se supone es el cine internacional, pero que ninguna, sobre todo "El guardián invisible" me dice absolutamente nada.

Anónimo dijo...

Buenas, ¿has visto alguna película del director portugués José Fonseca e Costa?

Jesús Cortés dijo...

No me gusta ninguna película de González Molina hasta "Palmeras en la nieve", que encuentro, con bastantes reparos - una mayoría, los mismos que le pondría hoy a Eastwood: mal guión tratando de comprimir muchas cosas, un tono sin matices, la manía por "embellecer" de los malditos directores de fotografía que aplana todo... - mejor filmada que una mayoría del cine español contemporáneo. No sé si tú, vosotros puesto que me preguntais dos, la habréis visto, ya que lo habitual es mirar por encima o huir de "cosas de quinceañeras", pero si uno le pone interés, se puede llevar la sorpresa de que un tipo que alaba a Barbra Streisand es mejor que muchos que hablan de Kurosawa, Rohmer o Brakhage.
"El guardián invisible" es más personal (nació allí y por lo visto hay bastantes detalles biográficos incluidos) y en cierto modo lo contrario de "Palmeras...", trepidante, oscura, muy dura. No disfruto esas películas, como tampoco lo pasé bien viendo la tremebunda "Get out" de Jordan Peele, pero opino que saben crear tensión y no caen en tonterías, vaguedades o pretensiones absurdas.

Jesús Cortés dijo...

No conozco a Fonseca e Costa, lo siento.

Anónimo dijo...

Yo sí he visto las dos, si no no me atrevería a decir nada de ellas. Como decía, son películas bien filmadas, lo que decía del "tono internacional", pero precisamente, con una tendencia a la tarjeta postal o al preciosismo fotográfico (esa lluvia incesante en la película navarra) que diluye de manera irremediable, a mi entender, la posible fuerza narrativa o descriptiva de las imágenes. Aún así, a Molina todavía le doy crédito porque en él se ve cierta pasión por el cine que tan poco se da en los cineastas jóvenes españoles (sobre todo en la película africana, muy lastrada por los malos actores que la protagonizan). Veo en general que las nuevas generaciones tienen poca cosa que contar y no sé si por la censura industrial, una lacra de nuestro cine actual, nada que pretenda ser "importante", que deje huella. Los que quieren hacer películas para un público mayoritario parece que se contentan con hacerlas, tener una pequeña filmografía e ir ganándose la vida. Nadie, me parece a mí, se la juega mucho. Las de Molina, por ejemplo, están basados en dos best-sellers nacionales, con un público a priori seguro. Aunque no seré yo quien censure esa actitud, dado como está el patio.

Jesús Cortés dijo...

Lo de la lluvia que no cesa creo que generalmente es un recurso post-noir poco imaginativo - no llovía tanto en el cine negro y muchas veces las calles mojadas para potenciar la iluminación en blanco y negro, eran por camiones o bocas de riego para aplacar el calor del día -, pero en Navarra, como antes fue en el Seattle de "Se7en" de Fincher, está más que justifcado.
Hay bastantes casos como el de Molina, en todas las épocas - que se lo pregunten a Martínez Lázaro o Gutiérrez Aragón - de gente con cosas que decir, ímpetu, que más pronto o más tarde acaba cayendo en lo contrario de lo que eran. Por desgracia no cabe esperar mucho de un cineasta español aunque sea mínimamente (no es su caso, a este le importa y mucho) dependiente de un gran público.
La invasión del cine americano erradicó hace mucho la posibilidad de que, salvo cuatro casos que no se libran de furibundos detractores, haya sitio para una evolución natural de un cineasta de aquí.

Anónimo dijo...

Y si además sumamos que muchos verdaderos talentos se quedan por el camino por no querer entrar en la rueda inmisericorde del mundo de las productoras, un mundo fascinante para su estudio pero para nada por buenas razones, pues así que resulta el panorama de "nuestro" cine es, en mi opinión, catastrófico. Aunque si uno lo piensa y lo compara con el "extranjero" tampoco es tan diferente. Ahora se ponen por las nubes películas por rompedoras como si nadie se diera cuenta de que casi todas ellas ya se hicieron 40 año atrás. Cuando uno se va haciendo mayor, que es lo que me pasa, más uno se da cuenta de que el tiempo no se desplaza sino que gira sobre sí mismo, y lo que para algunos jóvenes de hoy, o ignorantes maduros, es algo super original, para mí no son más que refritos de los que otros hicieron hace muchos años atrás.

Anónimo dijo...

Buenos días, Jesús.

¿No tendrás por casualidad subtítulos para Smoky de Louis King en cualquier idioma, verdad? Y, de paso, ¿sabes si existe alguna copia mejor que el TVRip de KG?

Muchísimas gracias y perdón por las molestias. Es un placer leer tu blog.

Saludos.

Jesús Cortés dijo...

Creo que no hay, pero no estoy seguro. Debe haber copia doblada y no sería difícil hacerlos, supongo.
Un saludo

Rodrigo Dueñas dijo...

La labor de Karlson es admirable: la planificación, los encuadres, la iluminación, el uso del paisaje son magníficos. Parece mentira cuánto consigue con lo mínimo.
También con lo mínimo Mann obtuvo una asombrosa riqueza narrativa y dramática en uno de los más grandes westerns de la historia, “The naked spur”; aunque si bien consiguió la callada proeza de contar totalmente su historia en escenarios agrestes, sin ninguna edificación (ni mucho menos una población) que hubiera facilitado su labor dando un poco de variedad y contraste (como sí hace Karlson en la escena de la cabaña), añadió dos protagonistas.