martes, 14 de abril de 2015

PPP REDIVIVO

La revista Shangrila dedica un número doble (23-24) al cineasta y poeta Pier Paolo Pasolini, ahora que se cumplen cuarenta años desde su muerte.
Dentro del apartado denominado "Itinerarios", contribuyo con un texto.
Enlace a la presentación en la web de la revista aquí.

25 comentarios:

navegandohaciamoonfleet dijo...

Hola, Jesús: ¿has visto la película de Abel Ferrara sobre PPP? ¿La recomiendas?

Gracias, y un saludo

Jesús Cortés dijo...

Sí que la he visto y me pareció desangelada.
Esta vez Ferrara trata de volver sobre sus pasos, hay algo en las imágenes que recuerda que fue el creador de "The funeral" o "R Xmas", con lo que el fracaso es aún mayor que el de "4:44..." o "Welcome to New York", cuyos protagonistas y situaciones parecían importarle mucho menos.

Tomás Sánchez dijo...

Que Ferrara esté fallando en sus últimas películas, cuando tenía una fama merecida de insobornable, ajeno a las presiones de la industria o simplemente a las modas (algo que sí podría decirse, por ejemplo, de Scorsese) no deja de suponer una cierta decepción pero también de sorpresa, ¿cómo es posible que alguien capaz de hacer "The funeral" o "Go go tales" pierda súbitamente el pulso? Lo dicho de Ferrara bien puede aplicarse a Cronenberg.

Jesús Cortés dijo...

Bueno, hasta para eso ha sido puro rock n' roll Ferrara. Fue capaz de hacer aperturas excepcionales como las de la mencionada "The funeral" o "King of New York", salir triunfante de films tan difíciles como "Mary" o "The addiction", reesecribir (y superar para mi gusto) un clásico como "Invasion of the body snatchers" y acercarse a una obra total como "The blackout" (no la mejor tal vez, pero sí la que más cosas de su cine eleva a lo máximo) y ahora se ha despeñado parece que sin remedio, acomodado y fofo en su posición, como el maldito Henry Rollins.
Con Cronenberg no sé qué ha pasado, la verdad. Sus últimos films son tan arrítmicos y desmotivados como podrían serlo los de un mal imitador, uno que se equivocase de tema, actores, motivos, diálogos, estructura y todo lo demás y aún quisiera aplicar lo más externo y estéril de lo conseguido antes donde ni cabe ni pega.
¿Cómo puede ser tan insulso alguien que fue tan imaginativo y perturbador?

Luis S. dijo...

"Una historia de violencia" y "Promesas del Este" todavía eran muy potentes. Pero ya en "Un método peligroso" nada se apreciaba de peligroso. Y ahí me quedé.

Anónimo dijo...

¿Te gustaba Cronenbeg? Yo nunca vi nada ahí.

Jesús Cortés dijo...

Muchas: "Dead ringers", "The fly", "A history of violence", "Spider", "Videodrome", "M Butterfly", "Rabid", "Scanners", "The brood", "The naked lunch", "Crash", "eXistenZ" y "Eastern promises", sobre todo.

Anónimo dijo...

Casi todas por lo que escribes, menos las últimas y las anteriores a Rabid.

Y ¿lo mejor de Pasolini? Aparte de los cortos por los que ya has expresado tu interés, yo creo que las primeras resultan hoy menos sorprendentes, emocionantes e impactantes que Uccellacci e uccellini, Salò o le 120 giornate di Sodoma o Il fiore delle mille e una notte. En cuanto a Teorema, Medea o Porcile debió rodarlas para que Serge Daney elaborara bonitas y pitagóricas teorías. En ese caso acertó de pleno.

Por otra parte qué opinas de lo que escribió José Luis Guarner en su librito sobre Pasolini a propósito de Il Vangelo secondo Matteo: cito de memoria, no es en realidad tanto una película con vocación realista, no digamos ya neorrealista aún en sus variadas bifurcaciones, sino un pastiche de las diversas formas de expresar el realismo cinematográfico desde el cine mudo hasta los movimiento de ruptura más contemporáneos.

Felicidades por el blog es verdaderamente espléndido aunque casi nunca coincida en tus opiniones, bueno exagero un poco.

Jesús Cortés dijo...

Puedo admirar o no compartir en absoluto lo que escribieron Guarner o Daney, pero me parecen, sobre todo el segundo, de los mejores críticos de cine que ha habido.
Gente que amaban y pensaban el cine, eran curiosos y rigurosos - que es lo fundamental - y además escribían bien.

Anónimo dijo...

Personalmente entre Teorema y la crítica que escribió Daney sobre esta película me quedo sin dudarlo con la crítica. Es mucho más rica, sugerente y apasionante. Daney fue el crítico más original e inteligente de su generación y murió muy joven. Demasiado joven. Las editoriales que publican libros sobre cine en España demostrarían gran sensibilidad si tradujeran y editaran algunos de sus extraordinarios libros. Nunca lo han hecho.

Guarner fue el mejor crítico de cine que hubo en España hasta que dejó de serlo, sustituyó la crítica y el análisis por lo que él llamó crónica. Dichas crónicas estaban exquisitamente redactadas y dejaban constancia de su buen gusto e inteligencia pero ya eran otra cosa. Ejemplos de su etapa de crítico son los comentarios de Film Ideal y Documentos y, sobre todo, su seminal libro sobre Rossellini, que curiosamente escribió en francés para una editorial inglesa. De su etapa de cronista sus comentarios en Fotogramas y La Vanguardia.

Ya no quedan críticos como ellos. Ninguno. Cronistas sí. Demasiados.

Anónimo dijo...

Escribir bien es que se te entienda.
Y hablando de Cronenberg, me parece un director incapaz de acabar coherentemente una historia. Por ejemplo "Videodrome" es un despropósito tras su prometedor punto de partida. Ninguna sutileza y demasiada víscera para un tema (la alienación tecnológica) cuyo lenguaje cinematográfico es paupérrimo.

Un saludo
Soy el anónimo de las 15.57.

Jorge dijo...

De Palma, Cronenberg y Carpenter en ese orden me parecen los tres mejores directores de la actualidad quizá con algunos bajones en la parte última de sus carreras pero con una filmografía repleta de joyas siempre a contracorriente sin plegarse a ninguna moda siendo respetuosos y fieles a sus principios desde los albores de su cine, investigando la imagen, las nuevas tecnologías con los mismos postulados adaptados a los nuevos tiempos, incomprendidos, amados y odiados por igual, tienen en su haber algunas de las películas más fascinantes de las últimas décadas mejores que Scorsese, Coppola, Spielberg o todos esos ídolos de la nueva ola del cine asiático que muchas veces caen en la autocomplacencia y suelen mirarse continuamente el ombligo. Incluso diría que son más grandes que Donen, uno de los últimos clásicos con vida, aunque muchos quieran lincharme y estarían casi al mismo nivel de un genial Eastwood. Ni Gray, ni Thomas Anderson, ni Jarmusch, ni los que pululan por ahí están cerca de lo que han logrado estos tres maestros.

Anónimo dijo...

Lo de que escribir bien es que se te entienda es bastante discutible, tampoco es que sugiera que escribir bien sea lo contrario, ser abstruso involuntariamente. Escribir bien es manejar el lenguaje con unos fines determinados que pueden cambiar. Escribir bien un tratado no es lo mismo que escribir bien un poema.

Mucha gente no entiende la escritura de Góngora, Gracián, Baudelaire, Hermann Broch, T. S. Eliot, Pound, Goethe, Lezama Lima, Valle Inclán, Nietzsche, Rilke, Virginia Woolf, Sor Juana, Octavio Paz o Dante. Y no creo que nadie que tenga un mínimo de conocimiento sobre el tema piense que estos señores (y señoras) escriban mal, al margen de que sus obras no le interesen lo más mínimo.

Anónimo dijo...

Que mucha gente no entienda a Nietzsche no significa que él no escribiera con una sintaxis clara. A Góngora te lo dejo todo para ti.

Anónimo dijo...

Bueno si quieres me lo quedo de momento. De todas formas has logrado identificar a dos de los nombre del listado y has valorado positivamente a uno de los más complejos, así que lo mismo algún día consigues leer al poeta cordobés y hasta disfrutarlo. De momento puedes empezar con poetas a los que se les entiendía todo o casi todo lo que escribieron, alguno de los hermanos Machado, Gil de Biedma o especialmente Luis Cernuda. Después de todo el trayecto que va de Sevilla a Córdoba es mínimo y bastante atractivo.

Anónimo dijo...

Haya paz señores, se puede discutir pero sin personalizar, el último mensaje tiene un tono altanero y peligroso.

El filólogo clásico y filósofo Nietzsche sería ordenado en las traducciones al castellano porque su sintaxis era todo lo complicada que permitía su lengua. A Góngora también lo ordenó y prosificó Dámaso Alonso aunque seguía siendo insufrible, como buena parte de los escritores de la dichosa lista, en especial Virginia Woolf, Nietzsche (cuyo tedioso nihilismo y excesivo poder de fabulación deberían estar prohibidos para mayores de 18 años) y, en mi humilde opinión y espero que se me perdone la herejía, Dante. Salvo a Valle que era un cachondo y tenía un sentido crítico muy de agradecer. A otros no los he leído.

La sintaxis no es lo único que hace plomizo e ilegible a un escritor, también la semántica de las palabras, la sobredosis de conceptos crípticos y la pedantería. Creo que algunos de los poetas estadounidenses de la lista saben bastante de esto. Y el divino Dante.

Joder, se estaba hablando de críticos de cine, solo faltaba que estos también escribieran con un diccionario de figuras retóricas encima de la mesa.

X. Y. Z. (veis qué fácil ya no soy anónimo)

Miguel Marías dijo...

Qué ganas de discutir, y encima con alguien desconocido e invisible y sin nombre (XYZ no deja de ser una forma de anonimato), cuando en un blog como este hay cosas más coherentes que hablar de Nietzsche o Góngora. Por cierto, que puestos a hablar de literatura, vendría más a cuento discutir sobre la de Pasolini, en especial su poesía, aunque también sus ensayos (precisamente porque eran muy dscutibles). Y leer el artículo de Jesús. Para mí, lo mejor que he leído (sin beatería ni fobia) sobre PPP.

Rodrigo Dueñas dijo...

Para mí, volviendo un poco atrás, escribir bien crítica cinematográfica consiste en explicarse con inteligencia y de modo claro y ameno. Algo simple de expresar y difícil de conseguir.
El crítico debe ser curioso, ha de estar atento a cuanto se hace que tenga verdadero interés y a cuanto se recupere o se revalúe del pasado. Es imprescindible que revise periódicamente lo que conoce y, en especial, la obra de los grandes directores.
El crítico debe disfrutar con lo que hace (parecerá perogrullesco pedírselo a gente que se dedica a ver películas y a hablar sobre ellas… y sin embargo, si uno se fija, advertirá cuánta desidia se disimula tras buena parte de las críticas) y ha de procurar transmitir su pasión a los lectores.
Que cuestione los lugares comunes y las propias ideas. Que no tenga miedo a molestar o a llevar la contraria. Que mire sin partir de opiniones ajenas (sobre todo si son las “consensuadas”). Que piense. Que descubra, y así, que nos haga descubrir.
Dicho esto, intentad conseguir “Contrabando de dialectos” y ved si Jesús consigue alcanzar lo expuesto. O si lo rebasa.

Anónimo dijo...

¿Y por qué sus ensayos eran "muy discutibles" si se puede saber?

Debería ser norma del crítico ejemplar justificar sus aseveraciones.

Urban

Miguel Marías dijo...

Dice Urban que debería ser norma del crítico justificar sus aseveraciones. Bien, lo procuro, pese a no considerarme tal, pero cuando escribo una crítica o un artículo, no en un comentario de un blog. Por lo demás, en este caso no habría sido preciso: todo ensayo es discutible, como su propia denominación indica. Y basta leer algo a PPP para saber que no sólo eran discutibles, sino que a menudo su primera finalidad era provocar discusión.

Luis S. dijo...

Pasolini, un verdadero heterodoxo, no un hombre de grupo, de casta, de siglas, de cerrar filas.

La visita que Nanni Moretti hace en moto del lugar donde le mataron es uno de mis momentos favoritos del cine de los noventa.

navegandohaciamoonfleet dijo...

El otro día encontré el ejemplar de shangrila dedicado a Pasolini. Aunque la hojeada que he podido darle al contenido no hace justicia a la revista, me parece que esta sí lo hace al personaje: un hombre singular y polifacético al que ningún saber parecía ajeno (pintura, semiótica, antropología, poesía goliárdica o vanguardista), pero al mismo tiempo antítesis del intelectual encerrado en su torre de marfil... ¿quizá el último en la historia del cine (como su compatriota Dario Fo en teatro) que tuvo la aspiración de llegar, no al gran público ni a una pequeña élite de cinéfilos, sino al mayor número posible de personas?

Su tentativa no era hacer obras perfectas (y por tanto cerradas), sino lanzar un conjunto de semillas al viento de los años tan revueltos (desde la perspectiva actual) que le tocó vivir.

Bueno, no quería enrollarme sino simplemente felicitarte por tu artículo, excelente labor de síntesis, de juicio justo.

Jesús Cortés dijo...

Gracias

Jesús Cortés dijo...

http://textosred.blogspot.com.es/2015/05/xxx-pier-paolo-pasolini-una-desesperada.html

Anónimo dijo...

Hola a todos, quisiera comentar varias cosas:
1) La facilidad con la que ciertas personas atacan aquí a escritores absolutamente maravillosos, a los que dudo mucho que hayan leído, de lengua castellana o extranjera. De verdad sendos anónimos han leído a Góngora y a Virginia Woolf, por citar dos ejemplos. Me parece algo similar a que un señor entrara y escribiera que Ford, Renoir, Mizoguchi o Lang son absolutamente insufribles. Nadie niega que la libertad de expresión es un derecho pero hay opiniones que dicen mucho sobre quienes las expresan. Y me sorprende mucho el silencio con el que las recibís en este blog.
2) A raíz de lo que escribía Miguel Marías sobre prestar atención a la obra poética de Pasolini, me gustaría recordar que está considerado uno de los poetas más grandes de su lengua en el pasado siglo, no muy lejos de figuras tan excelsas como Montale o Quasimodo. La mejor puerta de entrada a su poesía quizá sea Las cenizas de Gramsci, editada por Visor y traducida por Antonio Colinas. Es un libro muy bello e imprescindible para entender mejor su rica y contradictoria personalidad. Pero claro es posible que no le interesa a los que desprecian tan alegremente a T. S. Eliot o a Rilke. Me gustaría saber cuáles son sus lecturas aparte de Nietzsche, por lo demás un autor imprescindible.

Idoia