martes, 23 de junio de 2009

EXTRA DE VERANO

Ahora que llega el verano y las playas se inundan de ávidos lectores de laberínticos y aburridísimos best sellers, libros para gente que nunca lee, que abomina de perder su tiempo en la muy poco edificante tarea de culturizarse y que únicamente se entrega a ese extraño placer del libro gordo y prestigioso porque es lo que toca, coincide también con el momento de máxima desidia de los programadores, distribuidores, o qué se yo qué cargo delegado que deciden qué película se estrena y cuánto dura en cartel.
Bien, es de justicia informar a ambos colectivos que el mejor libro del año y la mejor película para los que de verdad gustan de la lectura más allá del ámbito que marca la bandera azul clavada en la arena es una misma cosa.
Las ventajas son llamativas y poco publicitadas. En primer lugar se trata de un ahorro de tiempo y de dinero. Se contemplaría en poco más de cuatro horas y vendría a costar menos de 10 euros. Teniendo en cuenta el número medio de páginas de esos Stieg Larsson si es que se escribe así y similares y el precio medio de estas magnas obras, la cuenta sale sola. Con una distribución apropiada y un helado a mitad de proyección, el gancho es irresisitible. ¡Con "Star Wars" funcionó!
En segundo lugar es una película en castellano, nada de subtitulados de esos que hay que leer a toda prisa y que invitan a la siesta o que desmoronan el ánimo de cualquiera. Proyectable por tanto en zonas costeras, no solo en esos cineclubs de ciudad con los rótulos de las marquesinas en francés.
En tercer lugar, se divide en capítulos, con lo que se facilita el entendimiento de las tres historias que cuenta. Como la buena compañia, no se hace pesada y no hace falta ningún esfuerzo para seguir a su lado. No obliga a nadie a quedarse pero trata de seducirlo y eso le gusta a todo el mundo.
En cuarto lugar, tiene una voz en off que explica todo. No hace falta preguntarse nada porque el tipo que la ha rodado ya se hace las preguntas. No es, por si alguien todavía duda, "una de esas películas en las que hay que pensar", válgame el cielo. Pensar cansa y no sirve para nada.
Por último y con la esperanza de que alguien interesado lea esto, es una película que trae de vuelta al mejor John Sayles, permite imaginar al Tarantino que debió llegar tras "Pulp fiction", tiene el encanto de los films policiacos de los 70 (¿alguien ha mencionado "Hay que matar a B", bueno, se podría considerar), recuerda al Adolfo Aristarain de principios de los 80, aquel de "Últimos días de la víctima" o "Tiempo de revancha", es enigmática y arrolladora, se parece, en fin, muy poco al rio que describe en uno de sus mejores pasajes, no fluye dormida ni perezosamente hacia su final, hay que bucear en ella y descubrir sus múltiples tonalidades y recovecos.
Por cierto, la película se llama, "Historias extraordinarias" y la firma un tal Mariano Llinás.
Próximamente en su incoming.

5 comentarios:

Roberto Amaba dijo...

Hola, qué tal Jesús,

No la he visto pero ya me habían comentado algo bueno sobre ella. Intentaré cazarla.

Otra cosa, y perdona por desviarme del tema, ¿tienes cuenta en FilmAffinity? Tienen una base de datos muy pobre aunque van ampliando poco a poco y de manera muy desordenada. Pero yo la utilizo en plan frívolo -intentando pasar por alto la invasión publicitaria que presenta- y me río un poco, en cuanto entro me pongo muy infantil y empiezo a votar películas poniendo unos y dieces.

Un saludo, y ya vuelvo si consigo ver Historias Extraordinarias.

SSSire dijo...

Bueno, en Filmaffinity están metiendo cada vez mas cine de autor y la base de datos va creciendo con pasos agigantados; gente de algun que otro foro de cine está contribuyendo voluntariamente y añaden muchas peliculas que hace un año ni hubiera soñado yo con votar en Filmaffinity.

Por cierto Roberto, creo que sé quien eres en FA :-)))

un saludo

jesús cortés dijo...

Pues intenta verla como sea poruqe es una de las mejores películas de los últimos tiempos, aunque ya tendrás suerte si la encuentras en su formato original.
Es como un alto en el camino de esta manía moderna de las películas minimalistas. Te da todo lo que te esperas y mucho más. Es intrincada y compleja sin resultar pesada, es divertida, misteriosa, excitante y está filmada con una alegría de hacer cine inéditas de un tiempo a esta parte.
Este llinás es como Arnaud Desplechin, como un mercancías en marcha que te arrolla y no parece que sea muy cerebral, simplemente es que le salé así el cine que lleva dentro. No hay nada de grandilocuencia ni de pretensiones ahí dentro.
Ya me comentó sire lo de Filmaffinity. Le tendré que poner empeño.

Roberto Amaba dijo...

OK, además las relaciones que propones con otros directores me apetecen, sobre todo la de Sayles.

SSSire, es verdad que han sumado cosas interesantes, sobre todo en relación a lo que era hace dos años más o menos cuando la empecé a utilizar. Se agradecen mucho las nuevas fichas. Creo que como más ampliarían sería con la apertura de un formulario base que casa usuario pudiera rellenar con la película que quiera, pero bueno, ahí ya entran temas de recursos humanos disponibles y de programación web para aceptar, discriminar, retocar, etc... un toque wiki vaya.

Pero claro, nunca hay tantas clásicas, experimentales o de autor como nos gustaría, al fin y al cabo es una web muy comercial y bien hacen en explotar lo que les siga funcionando a ese nivel, al de estrenos y demás, faltaría más.

Un saludo.

SSSire dijo...

Yo tenia esta pelicula por aqui desde hacia tiempo y todo lo que me habian contado sobre ella o leido, era estupendo pero ocurre que encontrar un hueco de cuatro horas, no era precisamente fácil.

Pero ya la he visto y la verdad es que nada me habia preparado para ver una especie de libro ilustrado tan rico, con esta estructura narrativa tan colosal y una dosificacion del tiempo tan brillante. Cuatro horas que se pasan volando, si se puede decir asi. La pelicula de aventuras perfecta.