miércoles, 29 de agosto de 2018

ESPECTROS EN ARIZONA

Tal vez solo cuando el refugio para proscritos situado a treinta y cinco millas al este de la ciudad de Peaceful Haven empiece a parecer familiar, viniendo sin ir más lejos a la memoria el Chuck-a-Luck de "Rancho Notorious" (*), se caiga realmente en la cuenta de que "Barricade", el único western dirigido por el inglés Peter Godfrey, es realmente la más heterodoxa de la docena de adaptaciones al cine del clásico de Jack London "The Sea-Wolf". Y la mejor película de las que conozco.
Abundar en cuánto hay del ciclópeo Capitán Larsen y de su barco, The Ghost, en este sádico Kruger (Raymond Massey) y su explotación minera "concertada" con las corruptas autoridades locales - que así se alivian de maleantes - o continuar en general con el juego de las comparaciones con la novela, poco recorrido más tiene; se trata apenas de un esquema argumental - parcial además - el que utiliza "Barricade" del libro y ni una sola de sus pretensiones.
Menos útil aún, aunque por su puesto acecha como argumento de defensa del film, es la vieja y recurrente categoría de "western psicológico" tantas veces invocada para distinguir y encaramar a films tácticos y soterrados como este por encima de sus hermanos de acción - y como tales, poco evolucionados - que eran oficialmente legión en los recién finalizados años 40. Cualquiera que prefiera no hablar de oídas ya habrá encontrado una montaña de películas tan modestas como extraordinarias que dejan ese absurdo tópico supremacista en una simple muletilla para quien no frecuenta el género.
"Barricade" es buen ejemplo. De que el movimiento es pensamiento si se ejecuta con precisión y de que todo instante abrumado o introspectivo debe moverse en alguna dirección comprensible para completar su significado.  
Más provechoso que todo eso, haciendo a un lado aprensiones y perezas varias, es echar un buen vistazo a la filmografía del inquieto Peter Godfrey para comprobar que "Barricade" no es un milagro y que cuesta encontrar un film suyo que no sea como poco muy interesante. Al menos deberían conocerse bien "Cry wolf", "The woman in white", "The two Mrs. Carrolls", "One more tomorrow", "The great jewell robber" y "Christmas in Connecticut".
"Barricade" se toma su tiempo - pero solo dura setenta y cinco minutos - para dibujar cada carácter, con una aparente linealidad que es en sí misma una audacia pues evita la tentación de caer en flashbacks para validar cada afirmación dudosa que se hace, que hubiese sido "lo correcto" teniendo en cuenta que no propone identificación alguna. Es especialmente brillante en este sentido la construcción del personaje de Morgan Farley, habitualmente doctor en muchas películas y aquí antiguo juez y ahora predicador. Débil y alcoholizado, es el único que reprende severamente a Kruger, que sin embargo lo utiliza como cronista de su egolatría. Ya que se trata de la (doble) conciencia moral del film, no tarda Godfrey en sacrificarlo pronto y así no absorbe el punto de vista.
Forma parte ese movimiento de una sumamente insólita estructura coral, de relevos entre personajes, hasta que se centra en la pareja protagonista (una más carnal que nunca Ruth Roman y un extraño como siempre Dane Clark), cosa que no sucederá hasta que se configura el desenlace del film, transcurridos dos tercios de metraje.
Lo único que conforme el film avanza, crece ambiguamente, es el retrato de Kruger, auténtico centro y espejo de los errores de los demás, indestructible hasta si parece haber muerto, porque nada más acercarse a sus dominios, habrá tratado de tiznar lo que pueda haber tenido de bueno quien tuvo la mala suerte de caer cerca suya.

















 ...-...
(*) Como tirando del hilo langiano se llega fácilmente a "Johnny Guitar", debida a un escritor mucho más humilde que London, Roy Chanslor, es buena idea aprovechar esa visita para conocer otro de sus guiones, "Wine, women and horses" filmada por Louis King en el 37. Tampoco está nada mal el recorrido que puede emprenderse siguiendo la pista a William Sackheim, el guionista de "Barricade": Border River" de George Sherman, "Homicide" de Felix Jacoves, "The human jungle" de Joseph M. Newman, "Column South" de Frederick de Cordova... y sí, se termina en "The law" de John Badham y "First blood" de Ted Kotcheff.

9 comentarios:

Antonio Muñoz Paredes dijo...

Pelicula desconocida para mi, de un director que no he visto nada , tendré que remediarlo, ya que me has dejado con la miel en los labios...por lo que veo esta pelicula es difícil de localizar salvo en Karagarga, y sin subtitulos.
Antonio Muñoz

Jesús Cortés dijo...

Hasta el día 6 se puede descargar aquí, con subtítulos portugueses:

https://wetransfer.com/downloads/a07f40b91989ad34f687b0beb3008b2220180830085103/16adb9

Antonio Muñoz Paredes dijo...

Muchísimas gracias Jesús.

Rodrigo Dueñas dijo...

Curioso y extraño western. Siempre tenso, sin gota de humor, con continuos cambios en la dramaturgia. Supongo que sus creadores prefirieron ocultar su prestigiosa fuente literaria no fuera que muchos se indignaran o se rieran ante la osadía de usar a London para una película de tiros.

Jesús Cortés dijo...

London fue más periodista que escritor, aunque los que lo leímos a mismo tiempo que a Salgari o Conrad, nos parecía uno de los grandes de la literatura de aventuras, sin advertir que unos eran muy prestigiosos y otros nada.
No sé hasta qué punto el film oculta la fuente o simplemente se ahorra de señalar lo libérrima que es la adaptación para no crear expectativas o hacer que nadie buesque lo que no va a encontrar.

Rodrigo Dueñas dijo...

Quizás en vida fuese aún más célebre como periodista que como escritor.
Seguramente por estar asociado a un género tan poco valorado como el de aventuras hoy se le ignora; los que lo leímos de joven y seguimos leyéndolo ahora sabemos cuán gran escritor, a secas, es.

José Andrés dijo...

Lo recordaba como un "western" algo latoso y sin brillo, pero ambas cosas han quedado desmentidas. De Godfrey me quedo, no obstante, con "Cry Wolf". London solo puede ser subestimado desde una visión académica de la literatura que a mí no me interesa nada.

Jesús Cortés dijo...

No sé, "Cry wolf" también me parece de las mejores, pero no sabría escoger la que prefiero. De hecho, la primera que vi, "The two Mrs Carrolls" sigue casi al frente. Es un noir fabuloso.

José Andrés dijo...

Muy buena, en efecto. No debe ser casual que en varias de sus películas (y en casi todas las mejores) aparezca un personaje psicótico o desequilibrado.